San Petersburgo

San Petersburgo en 4 días 

San Petersburgo fue creada por Pedro el Grande para ser la nueva capital de Rusia, ya que sería una ventana de Rusia hacia Europa y una forma de comunicarse con esa Europa que tanto admiraba. Es el reflejo de  modernidad que tenía Pedro el Grande, que buscaba tener una ciudad con lo mejor de Europa: los canales de Amsterdam, el palacio de Versalles en Paris (reflejado en Peterhof) e iglesias como las españolas o francesas. Pedro quería que la nueva capital Rusa descrestara y enamorara a pesar de su increíble clima que llegó a estar a -40 grados en el cerco de Leningrado en la segunda guerra Mundial.

Paso de llamarse San Petersburgo, nombre que adquirió por el santo al que Pedro le era devoto, a llamarse Petrogrado en la segunda guerra mundial, luego Leningrado por la muerte de Lenin en 1924 y en la actualidad volvió a su nombre original.

San Petersburgo es más amigable al turista que Moscú, muchas más personas hablan inglés, sobre todo porque en verano varios cruceros paran en este destino y sus habitantes están más acostumbrados al turismo.

Que hacer:

Ballet Mariinski: Nunca habíamos asistido a una presentación de Ballet, así que íbamos con duda de si nos gustaría y la respuesta fue: volveríamos felices a ver Ballet. Es asombroso la cantidad de movimientos difíciles que hacen y los hacen ver como si fueran muy sencillos. El precio de las boletas que compramos (que no eran las peores, pero definitivamente no eran las mejores) fue de $1350 Rublos por ticket ($23 Euros). Para comprarlas ingresa a la página oficial del ballet y ahí las puedes adquirir, si las compras en un hotel el mismo día te cobrarán mínimo el doble.

Museo Hermitage: Los tres museos que albergan el arte más increíble de todos los tiempos son el Prado en Madrid, el Louvre en Paris y el Hermitage en San Petersburgo. Cada uno tienen cosas impresionantes, pero el Hermitage para nosotros fue el mejor, porque sin tener en cuenta todo el arte que tiene la edificación como tal es un museo!

Es el palacio donde por muchos años vivieron los Zares desde que San Petersburgo se convirtió en capital. Pasamos más de 5 horas en él, así que puedes destinar todo un día de tu viaje a esta ciudad si eres amante del arte. Tiene 4 partes, donde las dos más importantes son el edificio aguamarinab (Winter Palace) que es el llamado Hermitage y el edificio enfrente de el donde se encuentra todo el arte moderno impresionista.

La entrada por persona cuesta $600 Rublos ($10 Euros), en muchos blogs y páginas de turismo decía que las filas eran muy largas y recomendaban comprar los tickets por internet. Sin embargo, online cuestan un 40% adicional, así que decidimos aventurarnos a comprarlas en el lugar y realmente no tomamos nada de tiempo, hay unas máquinas donde puedes comprarlas directamente (estas máquinas están en la mayoría algunos sitios turísticos en San Petersburgo así que úsalas cada vez que las veas). Te recomendamos llegar temprano, así evitaras los grandes grupos turísticos.

Museo del Cerco de Leningrado: No es el museo más desarrollado que tenga Rusia y las exhibiciones no son interactivas, pero contiene toda la historia de casi 900 días amargos que vivió esta ciudad encerrada por el ejército Nazi, quienes decidieron dejarlos morir de hambre y frío ya que matarlos no era tan fácil por ser casi 3 millones de personas. Entrada por persona $400 Rublos ($6,5 Euros)

Catedral Kazan: Esta catedral fue un proyecto fracasado de intentar unir la iglesia católica y la ortodoxa en un mismo lugar, pero es una edificación muy linda (actualmente iglesia ortodoxa). Entrada gratis.

Catedral Sangre Derramada: Es la más linda de San Petersburgo! Fue construida por Alejandro III buscando homenajear el lugar exacto donde fue asesinado su padre, cuenta con una gran cantidad de mosaicos y definitivamente vale la pena entrar a verlos. Fue inspirada en la construcción de la catedral de San Basilio en la plaza roja de Moscú por lo que vas a encontrarlas muy similares. Entrada $350 Rublos por persona ($6 Euros)

Catedral San Isaac: Desde el exterior no parece una iglesia, ya que su cúpula más grande es forma de capitolio, muy diferente a las iglesias Rusas construidas todas con cúpulas en forma de cebolla. Igualmente vale totalmente la pena ir, es increíble por dentro, la más grande de San Petersburgo. Entrada $250 Rublos ($4 Euros)

Peter and Paul Fortress: Está ubicado en una isla, sin embargo a todos los lugares se puede acceder en bus o en metro. Es un fuerte con diferentes edificaciones dentro, altas torres con miradores, iglesias (a las que no entramos porque ya habíamos ido a bastantes en esas dos semanas) y una prisión que fue lo que más nos llamó la atención. La prisión no es gran cosa pero tiene historias de la época del Zarismo y como encarcelaban a los comunistas. Entrada a la prisión $160 Rublos ($2,5 Euros)

Peterhof: Fue construido como el palacio de vacaciones de los Zares, inspirado en el palacio de Versalles, es un lugar con muy lindos jardines que son el gran espectáculo y fuentes que lo adornan. Eso es lo que pudimos leer porque en realidad cuando visitamos San Petersburgo estaba todo cubierto de nieve así que no lo visitamos ya que no había mucho que ver. Si tienes un buen clima para ir es un viaje de todo un día.

Caminar por la Nevsky Prospekt: Caminando por esta avenida vas a encontrar muchos de los sitios más emblemáticos de San Petersburgo, así que si visitas las ciudad con un buen clima debería ser un must. Dentro de esta avenida busca la estatua de Catalina la Grande, la catedral Kazan, el edificio Singer y disfruta de sus múltiples canales. Al llegar al final tendrás en un lado el Alexander Garden y en el otro el Hermitage.

Edifcio Singer: frente a la catedral Kazan, en este edificio es donde solían construir todas las famosas máquinas de coser Singer, sin embargo ahora es un café y edificio de oficinas.

Alexander Garden: Seguramente vas a pasar por este parque ya sea para ir al Hermitage o para visitar la catedral San Isaac, en nuestro caso todo lo que vimos fue mucha nieve por todos lados, pero seguramente es un lugar que debes visitar. Cuando estés ahí aprovecha para visitar la estatua de bronce de Pedro el grande que queda muy cerca.

Teniendo en cuenta los lugares que hay importantes para visitar en San Petersburgo creemos que en 4 días puedes maratónicamente hacer todo lo más importante. Sin embargo, siempre será mejor si tienes un día extra y puedes tomarte más tiempo para tus actividades:

Dia 1: Nevsky Prospekt (Catedral Kazan – edificio Singer – Catedral Sangre Derramada – Almorzar en Chacha– Alexander Gardens – estatua de Bronce Pedro)

Dia 2: Hermitage + Peter and Paul fortress

Dia 3: Peterhoof

Dia 4: Museo cerco de Leningrado – Catedral San Isaac- ballet en Mariinsky

Dónde comer:

Chacha: por la vía donde llegas a la catedral de la sangre derramada vas a encontrar este restaurante de comida de Georgia, país con el que comparten muchas costumbres (incluso Stalin nación en Georgia), delicioso!!! Vale la pena que pruebes sus platos.

Igual que en Moscú busca restaurantes locales donde puedas experimentar en un autoservicio la deliciosa comida Rusa.

Donde dormir:

En San Petersburgo nos hospedamos en un Airbnb con una pareja de rusos increíblemente amables: Alex y Marina ! Quedaba muy bien ubicada y la habitación fue muy cómoda (link de Airbnb) la recomendamos 100%.  https://www.airbnb.com.co/rooms/8135583

Cuanto cuesta:

En San Petersburgo gastamos por día por pareja 72 Euros (4300 rublos) donde el 30% fue alojamiento en Airbnb pueden revisar arriba el link, totalmente recomendado. El 20% del presupuesto lo gastamos en el vuelo desde Moscú muy económico por la aerolínea S7 (29 euros por persona) sin embargo lo tuvimos que comprar dos veces porque perdimos el primero :S. el resto del presupuesto está en comida y entretenimiento, donde para comida los desayunos los hacíamos en casa igual que un par de comidas. Ver aquí el presupuesto detallado aquí y guía para toda Rusia